San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...


EL EX INTENDENTE MARCA EL PARADIGMA POLÍTICO - OPINIÓN

Todos modelo Erreca

dic. 11, 2017 13:34

en Opinión

Diario La Mañana de Bolívar - Opinión - Todos modelo Erreca

En Bolívar no ganó Erreca, es más profundo que unos numeritos y unas ‘caripelas’: ganó lo que Erreca representa. Lo que está en el aire y no debate con nadie. La sempiterna máquina del ‘sentido común’.

La discusión de si venció Josegabriél o para plantarse en la catapulta la utilitaria alianza Mosca-Morán le extrajo al otrora ‘golden boy’ simonista su 'último jugo’, se desintegra contra el muro de que los reales triunfadores son los valores, ideas sobre modelos de sociedad y miradas de la ciudad y el mundo que esas figuras encarnan. No es que unos usaron al otro, es el viejo ‘sentido común’, que sabe tanto por viejo como por diablo, el que utilizó a los tres. (Claro que no existe José María ‘Piti’ Sentido Común, jamás encabezó una fórmula, son figuras de carne, huesos, a menudo corazón y manos que firman papeles las que tienen la costumbre de ocupar los cargos, je).

 

Con Erreca ganó un modelo de país excluyente, no inclusivo, dado que, como sabemos, concurrió a comicios con Macri, no con Evo Morales; ganó una 'desdemocratización' de la economía (revista Anfibia dixit); ganaron un mercado libre y desbocado y un estado débil, que administra la injusticia social (no sabemos sí aún conserva esa inclinación, hay señales de que no) para evitar el estallido, no que mete mano en favor de los vulnerados; subieron al podio los derechos humanos de los que pertenecen a los estratos sociales y campus ideológico que históricamente han avasallado los derechos humanos; triunfó como manjar dominguero el cemento televisado de la tribuna de Boca con rostros desaforados y el ‘Bambino’ Pons forreando a los que no pueden ver lo que él sí, y cayó el fútbol para todos, es decir que el xeneize y River se almorzaron a Defensa y el tatengue (es la vida, idiota, naturalizá o reventá); bebió miles Closs e hieles Víctor Hugo, al que en cualquier momento rajan hasta de la casa, los argentinos sí que somos zarpados en piolez: aparece Gardel y lo amordazamos, mejor que cante el bueno de Orlando Netti; campeonaron los tarifazos "sinceradores" y se hicieron añicos los servicios subsidiados; fue demolida la asistencia en salud a ancianos por el 'arregláte como puedas, depositálo en alguna cueva para viejos, hay buenas'; venció trump y fue barrido el 'Pepe' Mujica, que sin embargo seguirá subyugando con su uña encarnada y su mondadientes de medio lado a gordos que manejan naves y a militantes de izquierda que se mearían como chicos si alguna vez les pusieran el poder en sus pertinaces manos; se manotearon las alhajas aquellos que se consideran dueños de todo (empezando por las verdades, qué me hablás de construcción, ya que en el mundo capitalista, el que amasa fortuna siente que le ganó a la vida) y que cuando discuten con alguien, plantados en un púlpito que sólo ellos ven le explican cómo son las cosas, ya que ese alguien está equivocad@, y mordieron el polvo los que cuando debaten no tratan de convencer de nada a su interlocutor, porque comprenden que sus posturas representan su modo de enfocar el mundo y ubicarse en él.

Con la victoria de Erreca, que como sabemos concurrió a comicios con Carrió y no con Raúl Alfonsín (p), se comieron una tunda los que no tienen drama con la grieta, ya que entienden que en un país heterogéneo, como Argentina, se convive en ella. (La grieta es democracia y tolerancia, pretender el imposible de borrarla es totalitario, facistoide. Deshacer la grieta implicaría difuminar las posiciones minoritarias, secuestrarles la voz, los derechos y el tomorrow, o sea liquidarlos en vida, a millones de argentinos que componen las múltiples y variopintas minorías. Sería como pretender suprimir la grieta de la selva: si eso sucediera, significaría que los leones se morfaron hasta los tigres.)

Los que creemos en la grieta, perdimos.

Los que consideran que Norteamérica es América, en detrimento de Nuestramérica (Galeano dixit), la Patria Grande, descorcharon espumante a babuchas de Erreca, que no concurrió con del Caño pero sí con los Bullrich.

Goleó corchear mapuches, y el “axioma” de que billetera mata verdad: lo mío es mío, y lo tuyo también, ¡rajá de acá con esa Constitución!

De la mano del otrora ‘pibe 10’ simonista, bailando a lo Panamacri en una Fiesta de los ’80, en llavero y reloj levantaron su copa l@s viej@s de 30, y se quedaron en las mesas, amoscad@s, l@s pib@s de 70 (ni te digo l@s del setenta).

Colgados de la iridiscente estela errequista, los ‘timbos’ blancos manchados la clavaron en el ángulo.

Tocaron el cielo con las manos callosas de labrar la tierra, al galope del corcel JGE, los de la ‘patota campestre’ que putearon y amenazaron a concejales y concejalas del buquismo, mientras l@s vituperad@s se tuvieron que quedar ‘como con ocho’ (en un recinto que el 23 de noviembre no fue una pinturita de honorabilidad, mas no en la Justicia, adonde saltaron a reclamar a mandíbula batiente).

Otra vez, l@s dueñ@s de la sortija sacaron la sortija, marche un chocolatito por la novedad.

Que la historia tiene marchas y contramarchas se sabe hace mil, pero la nuestra pareciera que tiene marcha, contramarcha; marcha, contramarcha, contramarcha; marcha, marcha, ¡dale!, contramarcha, contramarcha, contramarcha, reventá, y así.

 

Semejante madreselva de conceptos para avisar que, si la marea no cambia, quien desee abrazar la intendencia de Bolívar en 2019, deberá errequizarse. Incluso a algunos que marchan por otro carril les va a venir joya, porque convengamos que ya tiran ‘a medio errequizar’. Al gladiador Pisano que ni se le ocurra sobresaltar su atildado look: nada de aritos, cresta punk, tatuajes de Cazuza ni camisolas a lo ‘Churrero’ Navarro, no señor.

Si esto es así, padeceremos una campaña misérrima. Si la esquina tal apesta de botellas de Coquita que atraen jaurías de crispadas moscas que se ensañan con el posterior del caballero y el omóplato de la dama, constituirá el pináculo de nuestro debate político, una paquetería. Acaso ya vamos metidos en ese túnel epocal de ‘apagón filosófico’, hoy se vive en campaña y per sé no está mal, si se atiende que durante añares sobrevivimos en ‘mute’ viendo cómo las ideas se tomaban un avión.

Y si pinta la errequizada general, de sobra sabemos lo que vendría después.

Chino Castro

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00